Como crear tu dragón (Parte II)

Posted by Ogruu | Posted in , , , | Posted on jueves, diciembre 04, 2014

0

Como ya comenté en el artículo anterior de cómo creamos la cabeza de dragón, quisimos comenzar con una "calavera" rígida para luego añadirle una capa de piel que diera la textura y el color.
El objetivo de esta parte de la fabricación era crear una forma inicial que pudiéramos forrar con fibra para hacer la calavera, así que la elección de material era fácil, usaríamos papercraft, y la plantilla de la calavera del skyrim fue la elegida, pues ya la tenía localizada y cuadraba con las medidas que necesitábamos.

Nuestro objetivo, aquí su autor
 y aquí de donde descargar todas las plantillas
Tras descargar el visor de archivos de la web de pepakura (de aquí) y el archivo de la calavera, empezamos a trabajar:

El archivo abierto en el visor
Impresión: 
Imprimimos las 54 páginas de las piezas en papel de 150gr y nos preparamos para empezar a cortar.
En tutoriales aconsejan papel de 150gr a 180gr, así que estábamos justo en el mínimo de gramaje, pero contaba que con la fibra consiguiera dar la resistencia que queríamos sin deformar la base de papel.

Numeración de páginas y piezas:
Este paso consta de numerar todas tus piezas y meterlas en una carpeta con fundas de plástico, esto ayuda mucho a la hora de buscar las piezas que necesitas ensamblar, y ahorra muchas horas de tiempo. Además de eso, numeré cada pieza con el número de su página y un orden (de arriba-abajo e izquierda-derecha), porque trabaríamos varios en la base a la vez, y sería más fácil diferenciar unas piezas de otras.

La parte trasera de la calavera, dónde se pueden ver las piezas numeradas

Corte:
En muchos tutoriales aconsejan armarse de cuchillas afiladas, una buena regla y una base de corte, para hacer mejor el trabajo. Por experiencias anteriores de trabajo en una mesa durante muchas horas (con el consiguiente dolor de riñones), me decanté por usar tijeras, ya que no hacía falta que estuviera en una mesa sentado, y podía cortar sentado cómodamente en mi sillón. A partir de este paso se demuestra muy útil el tema de numerar las piezas, porque si se te cae en algún momento la carpeta con las piezas (no fue mi caso), cuesta poco dejarlas en su sitio otra vez.
Para este paso no hacen falta dos personas, pero ayuda mucho a reducir el tiempo total de corte.

Doblado:
Se aconseja por internet usar un bolígrafo que no pinte para marcar todas las líneas de doblado, para facilitar esta tarea. En mi caso usé un cuchillo de punta redondeada (de estos que nunca usarías para cortar algo que esté más duro que la mantequilla), y funcionó exactamente igualperfectamente.
Para este paso si que aconsejaría que trabajasen dos personas a la vez, una marcando y otra doblando. Ambos tardarán aproximadamente lo mismo en acabar con cada pieza (dependiendo de la complejidad de cada una) y podrán trabajar de forma combinada (uno marca una pieza, el otro la dobla mientras el primero marca otra pieza...), ahorrando tiempo, además de que puedes ir hablando para no morirte de aburrimiento marcando y doblando.
Usé un cuchillo como este
Pegado:
Hay muchas formas de poder pegar las piezas, según comentan por el ciberespacio. Nosotros nos descantamos por el termofusible, porque el tiempo de "secado" es prácticamente de unos segundos, aunque hay que tener más cuidado para que no queden hilos o pegotes de pegamento en las piezas a unir.
En nuestro caso le dábamos más importancia a la velocidad de montaje que a tener alguna pieza con pegotillos o hilos de adhesivo (porque todo eso lo taparían las siguientes capas) y además tenemos poco cariño a las yemas de nuestros dedos y no nos importaba pegarnos unos cuantos de quemazos con el pegamento caliente... bueno, muchísimos quemazos, para ser sinceros.
Usamos unas barras de pegamento para cerámica, ya que no tenían para papel/cartón en la medida de nuestra pistola, y funcionó perfectamente.
La pistola que usamos es una de las de gatillo, que se pueden encontrar por menos de 10€ en grandes superficies de bricolaje.
Dos personas pueden trabajar (más o menos) usando una única pistola, solo tienen que tener cuidado de seleccionar piezas que no haya puesto su compañero ya.
La forma de trabajo es bastante sencilla, señalando un lateral de la pieza que tengas entre manos en el visor de archivos, el programa te marca la pieza que va pegada, la cual solo tienes que buscar en tu carpeta.


Una vez tengas la pieza en la mano , solo tienes que buscar el número de unión que coincide en ambas piezas, encolar y juntar.

Personalmente creo que hay que empezar con las piezas que su acabado sea más estrecho (en nuestro caso la nariz de la calavera), porque una vez montada toda la calavera, terminar con esa parte es un suplicio (y lo digo por experiencia, porque empezamos montando la parte de atrás de la calavera.

Otro fallo que creo que cometimos fue no pegar los ojos del dragón en este paso, o por lo menos una parte de papel que tapase el hueco y que luego nos permitiese pegar los ojos encima, pues una vez terminada la calavera (con fibra y piel) tuvimos que hacer verdaderos apaños para poder pegar los ojos en la parte interior, con el punto de dificultad añadido de que el oogoo impedía que se pegase nada para sujetar los ojos (aunque eso es una historia distinta, que contaré en otros artículos).

En este paso tendríamos que haber
puesto los ojos.
Para más información hay muchos tutoriales buenos por la red, os dejo un enlace a uno para principiantes y otro avanzado del museo del paperkraft, que explican las técnicas de trabajo mejor (aunque hay que saber un poco de inglés).

A falta de los cuernos grandes, nuestra calavera "terminada"

Comments (0)

Publicar un comentario en la entrada